Home » Rotativas » Insólito archivo de una causa que involucró a directivos de LT 10, entre ellos a José Corral

Insólito archivo de una causa que involucró a directivos de LT 10, entre ellos a José Corral

El expediente se abrió en mayo de 2004, por una denuncia de un ex locutor de la emisora que señaló en su presentación irregularidades en el control de la publicidad y posible fraude fiscal. El increíble ingreso de una autoridad de la radio en la causa y los inusuales argumentos del fiscal federal que dictaminó el archivo.

Habitualmente las causas judiciales rimbombantes suelen tener, con el paso del tiempo, desenlaces modestos, tibios, imperceptibles. Algunas veces por la impronta que imponen los hechos de coyuntura en los medios. Otras, porque se archivan en sigilo, sin ruido. Esta historia que describe cómo transcurrieron 13 años sin que se hayan profundizado medidas serias para dilucidar la comisión de un delito, es un claro ejemplo de apatía o, tal vez, el propio juego del poder. Por cierto, los actores intervinientes y denunciado hoy ocupan cargos claves. Sólo el breve – por cuestiones temporales- interés de un Fiscal marcará una disidencia a todo un proceso en el que se hizo poco y nada para deslindar responsabilidades penales.

Los hechos

El expediente se abrió en mayo del 2004, a raíz de la denuncia que presentó el –entonces -locutor de la emisora, Alberto Rafael Frutos. Sin embargo, recién en marzo de 2005 se requirió la instrucción de la causa. Lo hizo la entonces Fiscal Federal Cintia Gómez ya que, quien debió intervenir originariamente era Griselda Tessio, quien se excusó por su relación con la UNL ( en donde era docente ) y la relación existente entre la casa de altos estudios y la emisora.

Gómez imputó entonces a Guillermo Alvarez, Sergio Cosentino, José Corral y Julio Talín por fraude en la tramitación, control y emisión de la publicidad comercial en LT 10. Sustentaba su requerimiento en el reclamo de los empleados de la emisora que reclamaban por mayores y mejores condiciones laborales y salariales y la empleadora oponía como argumento la carencia de ingresos. La fiscal ordenó una serie de medidas, entre ellas la intervención de la División de la Sección Delitos Económicos de la Policía Federal Argentina para que realice una auditoría en la emisora y revise el control de la emisión de publicidad de los últimos cinco años.  Un mes después, el juez federal Reinaldo Rodríguez abrió formalmente la investigación.

Sin demasiadas novedades la causa siguió su curso. En octubre de 2007 la Fiscal Gómez pidió a la Gendarmería Nacional una auditoría contable integral sobre el manejo de la pauta publicitaria, le dio intervención a la Afip y le requirió a la radio los estados contables de 2004 y 2005. Para ese entonces la Fiscal entendía que había sospechas de manejo infiel de intereses económicos confiados a las autoridades nacionales responsables  de la emisora.

Los contadores de Gendarmería encargados de la auditoría encontraron dificultades para realizar un dictamen contundente. Explican que para ello debían contar con tasas de publicidad y propagada según la programación, día y horario, libros contables de la radio, registro de publicidades en el período que se desee investigar y tareas de verificación auditiva. La causa volvió a caer en un bache profundo hasta junio de 2012, cuando el juez Reinaldo Rodríguez le corrió vista al nuevo Fiscal Federal, Walter Rodríguez, en donde le informaba que la Afip había respondido una requisitoria del juzgado en donde se le pedía información de la emisora, sobre todos sus estados contables. Para el magistrado, ésa información no era pertinente para el estado en el que se encontraba la causa. En julio de 2012 el Fiscal Rodríguez solicitó que se profundicen las diligencias que se habían propuesto en 2007.

En agosto de 2013 el juzgado federal le pidió al presidente del directorio de la emisora, Luis Novara, que remita documentación de los años 2004 y 2005 sobre los siguientes puntos: tasas o alícuotas de publicidad y propaganda, según el día, horario u otro parámetro de cobro. Libros contables de la radio; registros de publicidades del período indicado y tareas de verificación auditiva del período requerido. El 3 de septiembre del mismo año, Novara, patrocinado por un abogado local, presentó un escrito en el juzgado en donde proponía a un defensor en el marco de la causa originada por la denuncia de Frutos. Sin más, el juzgado lo admitió dentro del expediente como parte sin haber sido, siquiera,  llamado a declaración indagatoria. Además, Novara era el encargado de responder los oficios del juzgado en representación de la radio. Es decir, estaba de los dos lados del expediente. La situación fue advertida un año después por el Fiscal, quien consideró que “el ingreso promiscuo de los actores procesales pueden obstruir el servicio de justicia e igualdad entre las partes”. El 16 de noviembre de 2015 el juez Rodríguez acepta el error  y le hace saber a Novara “que no reviste la calidad de imputado” y lo deja afuera de la causa.

Camino al archivo

El 4 de julio del 2014, el juez Reinaldo Rodríguez consideró que la causa podía estar prescripta por el paso del tiempo. En respuesta a ese razonamiento, el 7 de agosto del mismo año el Fiscal Rodríguez consideró que la idea de la prescripción era desacertada, porque se trataban de presuntos delitos cometidos por funcionarios públicos.

El 18 de mayo pasado, el entonces fiscal federal Claudio Kishimoto – que reemplazó por unos meses su colega Walter Rodríguez – firmó un dictamen pidiendo el archivo de las actuaciones, iniciadas a partir de la denuncia de Alberto Rafael Frutos. Se basó en los informes de los peritos que mencionaron que era insuficiente el material recabado para tener una posición contundente sobre lo investigado, tampoco LT 10 tenía reservados o archivados los registros publicitarios del período investigado y tampoco los registros de audio. Finalmente, agregaba como insólito argumento, que “el señor Frutos, dado el tiempo transcurrido y la circunstancia de encontrarse actualmente muy enfermo, ha perdido todo interés en el trámite de la investigación”.

Sin muchas vueltas, al día siguiente, el juez Reinaldo Rodríguez archivó las actuaciones.

Autor: H.M.G

Etiquetas

Add To TwiiterRetweet This Post item information on FacebookShare This Stumble ThisStumbleUpon This Digg ThisDigg This Add To Del.icio.usBookmark This

About The Author

Deja un comentario