Home » Justicia » Dos policías confabulados para vender drogas para el Clan Bergallo

Dos policías confabulados para vender drogas para el Clan Bergallo

Desde  la Fiscalía Federal  se solicitó la indagatoria de dos agentes policiales que formaban parte de la banda narco barrial liderada por los hermanos Bergallo, detenidos hace 40 días. Escuchas reveladoras.

Adrián Nazara y Carlos Maldonado, dos policías de la Unidad Regional 1 de la policía santafesina,  podrían ser indagados en los próximos días si el juez federal Francisco Miño hace suyo el pedido solicitado por el fiscal federal Walter Rodríguez, en el marco de una segunda parte de la investigación que llevó a una familia y sus socios a prisión.

El 7 de julio pasado, fuerzas de la Prefectura Naval  realizaron varios allanamientos en el marco de una pesquisa iniciada hace un año tendiente a establecer la red de venta de drogas en barrios del norte de la capital santafesina. En esos procedimientos fueron detenidos  Luis Ángel Bergallo, alias “Coco” y sus dos hermanos, Darío -quien se encuentra preso en el penal de Las Flores por homicidio- y Fabián David. Las mujeres de la banda, María Laura Lamanna, Silvia Elisa Díaz y Judith Anahí Segovia también resultaron privadas de las libertad y procesadas hace 20 días por Miño.

En la investigación surgió con claridad la participación de dos policías dentro de la banda: Adrián Nazara y Carlos Maldonado, quienes de acuerdo a las escuchas, no sólo que estaban informados de las actividades ilícitas del clan, sino que participaban de ellas, brindado cobertura. Para el Fiscal, ambos incurrieron en los extremos que define la ley como “confabulación, agravado por tratarse de funcionarios públicos”.

En varias comunicaciones telefónicas interceptadas Maldonado habla con Darío –el Bergallo preso por homicidio- y arreglan buscar o llevar cocaína o marihuana de un lugar a otro, de consumo y de acuerdos con terceras personas para colocar el producto en la calle. Maldonado, alias “Pipi” averigua precios de mercado y descubre que la merca a $ 110.000 es una porquería, y no es “rica como la otra, que vale $ 125.000”.

En otras escuchas, Adrián  Nazara habla con terceros y refiere a su cuñado preso, Darío Bergallo, acusado de matar a Carlos Alberto Farías y herir de gravedad a su hermano, Gerrado David, el 22 de noviembre pasado cuando los Farías de trasladaban en moto por la Avenida de Circunvalación, a la altura de la casa bomba 5. Por ese hecho fueron detenidos Bergallo y su compinche “Pacotillo” Fernández. Los presuntos autores del crimen de Farías son nombrados por Nazara en una conversación que mantiene con una persona el 8 de diciembre del año pasado. Nazara le comenta que su cuñado y “Pacotillo” no tuvieron nada que ver con ese hecho y que la Cámara – por la apelación- podría fallarles a favor. El interlocutor de Nazara le dice que “se están armando los dos hermanos, que son pesados, de Santa Rosa de Lima y que antes eran parte de Los Chetos, hoy se hacen llamar los ´Javi Hyundai’”.

Vivo Directo!

El 7 de julio, a las 6.58, Nazara recibe una llamada de su pareja, Ivana Díaz.

-Amor…dice el policía

-Amor, está la Federal acá, te están buscando a vos.

La conversación es mucho más extensa y refleja el nerviosismo de la mujer frente a la presencia de uniformados en su casa.

-Tranquila Yiyi, si nosotros no hicimos nada, escúchame, fíjate que dejé 9 mil pesos en el mueble, agarralos, no vaya a ser que lo roben – dice el policía.

-¿Y qué hago con el celular?, devuelve la mujer

-Borrá todo, bórralo a Miguel del contacto de WhastApp y de los contactos.

Miguel es Bergallo, ya a ésa altura detenido por la Prefectura.

Autor: H.M.G

 

Etiquetas

Add To TwiiterRetweet This Post item information on FacebookShare This Stumble ThisStumbleUpon This Digg ThisDigg This Add To Del.icio.usBookmark This

About The Author

Deja un comentario