Home » Locales » El “cabezón” y el “enano” traían faso y merca para vender en Santa Fe

El “cabezón” y el “enano” traían faso y merca para vender en Santa Fe

Este jueves los ex investigadores de la Policía Federal y de la sección de Inteligencia de la agencia de narcocriminalidad de Santa Fe aportaron datos y señalaron a Baigoría y a González como los jefes de negocio de drogas que operaba desde Santo Tomé.

En una jornada complejizada por el sistema semi virtual de declaraciones o testimonios via aplicaciones on line, atravesadas además por un precario audio, se destacó este jueves el rol que tuvieron el sargento de la policía santafesina Edgardo Baigoría y el ex hijastro de Luis Paz, Emanuel González, a quienes se sindican como los responsables de la comercialización de drogas en la región, banda que opero durante los años 2015 y 2018, aproximadamente con sede en Santo Tomé, en donde Baigoría había montado un taller de auxilio mecánico llamado El Sultán, pantalla legal para el negocio narco.

Guillermo Gallo y César Guevara, dos ex agentes de la brigada de investigaciones de la PFA delegación Santa Fe fueron los primeros en declarar. Recordaron que la causa se abrió por un dato aportado que daba cuenta en Santo Tomé una persona apodada “El Chatarrero” vendía drogas en la zona. Se hicieron seguimientos y filmaciones e, incluso, hubo un enfrentamiento armado entre Guevara y un miembro del grupo criminal. Gallo recordó el hecho con precisión que “fue el único enfrentamiento que tuvimos con armas entre el 21012 y el 2018, que fue el período que estuve en Santa Fe. Vive en Paraná, pero hoy tiene destino en Junín, dijo.

Más adelante declaro Adrián Gaspari, el ex jefe de la Sección de Inteligencia de la ex Drogas Peligrosas. A pesar de su juventud, el comisario tiene más de una década en el “palo de drogas”, como suelen decir los pesquisas. Estuvo en Rosario en el 2015 a cargo de una brigada pequeña dedicada a la contrainteligencia criminal. Un año más tarde volvió a Santa Fe y se puso al frente la causa por la que fuera detenido Sergio “Zurdo” Villarroel. El capo de la venta de drogas en Alto Verde, condenado por el Tribunal Oral hace dos años. Gaspari entendía el negocio narco y las relaciones entre santafesinos y rosarinos y al tener conocimiento del expediente del “Zurdo” se le confió el rol de interpretación de escuchas en la causa de Baigoría, con quien trabajó un par de años. “Era un buen funcionario, tuvo grandes logros, luego lo dejé de ver, hasta que lo investigué, Dios sabrá por qué lo hizo”, deslizó.

Narró que Baigoría tenía dos líneas de provisión, traía de Misiones la marihuana y de Salta la cocaína. “Cuando yo ingreso a la causa me tocó el rol de interpretar las escuchas, yo me dedico a eso, más que a la obtención de información vía ‘datero’, señaló. “Yo había visto en la causa de Villarroel que Baigoría tenía una relación con González y con una persona de apellido Reynoso, que era una especie de persona de confianza de Luis Paz en Santa Fe. Le llevaba los negocios inmobiliarios, por ejemplo. Pudimos detectar un acto preparatorio de venta de drogas de Baigoría que compartía autos con González o Ramón Correa, otro investigado. Usaban la línea común de celulares pero luego pasaron al WhastApp o a Telegram. Decían cosa como por ejemplo ‘ tenemos el caballo para la carrera”, que quería decir que tenían el auto para ir a buscar droga. Baigoria tenía relación con un arbolito de la peatonal al que le compraba dólares, porque se decía que en ése momento la coca se compraba, la mitad en pesos y la otra mitad en dólares. Correa luego fue detenido en Misiones, con droga, iba en una camioneta S 10 , que era de Baigoría. Carlos Mansilla, otro de los investigados, era un familiar de Baigoría, un distribuidor menor”. Mientras hablaba Gáspari , “el Cabezón” tomaba apuntes. Dejó el rostro acicalado y chistoso que tuvo en el receso de media hora. Las cámaras seguían transmitiendo y Baigoria dedicaba dedos pulgares para arriba a los presos de la causa que están en Piñero, que le correspondían con el mismo gesto. Respecto al imputado Sosa, alias “El Perro”, ex agente de Gendarmería en Santa Fe dijo que “sólo a él del grupo de gendarmes detenidos investigué, incluso fui al allanamiento. El le daba protección a la banda”.

La abogada de Baigoría, Hilda Knablein, profundizó en un par de respuestas, pero sin fisurar el relato de Gáspari . Se interesó por la detención de un hombre en Santo Tomé, sobre la ruta 19, hace tres años, de apellido Amarillo (detenido por orden de la justicia federal de Reconquista).

  • Usted dijo que el padre de Amarillo – llamado Jorge, ex chofer de la agencia de narcocriminalidad y ex compañero de Gáspari) declaró algo durante la detención de su hijo, mencionó a Baigoría y a Paz, ¿recuerda si mencionó a alguien más?
  • No, mencionó esos nombres …
  • ¿No mencionó también al actual prófugo Vicente Pignata?
  • Ahora que lo menciona, creo que sí, cerró el policía.

Además de Baigoría y González, en el banquillo de los acusados están sentados: un misionero de 41 años, acusado por el transporte de 4 kilos de cocaína en 2017 (Jorge Ramón Correa); tres vendedores barriales de Santa Fe y Santo Tomé (Estela Mari Castillo, Osvaldo Ramón Salva y Cristian Mansilla); y tres gendarmes señalados como presuntos encubridores (Damián Sosa, Santiago Alejo y Jorge Britos).

Autor: H.M.G

 

Etiquetas

Add To TwiiterRetweet This Post item information on FacebookShare This Stumble ThisStumbleUpon This Digg ThisDigg This Add To Del.icio.usBookmark This

About The Author

Deja un comentario