Home » Actualidad » Más negociaciones incompatibles complican a Vorobiof

Más negociaciones incompatibles complican a Vorobiof

La denunciante principal contra el ex Presiente del Ente Portuario amplió sus denuncias en sede judicial y ahondó en dos irregularidades concretas dentro del Puerto, una vinculada a la rescisión de un contrato con un grupo arrocero y otra a la faltante de varias toneladas de soja.

Victoria Lascurain, principal denunciante de los desaguisados generados en el Puerto de Santa Fe durante la gestión de Marcelo Vorobiof brindó este lunes una nueva declaración testimonial en la que desarrolló dos irregularidades que podrían derivar en delitos diversos si se profundiza la línea investigativa.

Vorobiof  renunció  al Ente Portuario luego de lo insostenible que era su defensa propia y de la política. Hace 15 días fue procesado por negociaciones incompatibles con la administración pública. La resolución la firmó el juez Jorge Pagassano y fue apelada por la defensa del ex dirigente de la DAIA santafesina y ex funcionario de Reutemann en los años noventa.

Este lunes Lascuarain detalló una serie de presuntos delitos y complicó más a Vorobiof. La gerente del Puerto, hoy de licencia, señaló que a principios de este año se firmó un contrato de rescisión contrato entre el Ente y el grupo de arroceros de San Javier y a la par se firmó un contrato con la empresa Sociedad Comercial del Sur que iba a continuar con las actividades de la secadora, que era el contrato original que había con el grupo de arroceros.  Lascurain señaló que” cuando se rescinde con el grupo de arroceros se dejó de cobrar un monto de 800 mil pesos y cuando se firma con Sociedad Comercial ellos asumen solamente una  parte de la deuda, de 500 mil pesos, a valores históricos, era una deuda que llevaba más de dos años y sin ningún tipo de interés aplicado a la operación que era lo que habitualmente se hacía frente a incumplimientos prolongados. El grupo arrocero tampoco pagó la obra civil que estuvo a cargo del Ente pero que debía ser pagada por el Grupo, no pagaron los servicios del Ente ni la obra de la secadora”.

La mujer dijo que las negociaciones eran “verbales” y que no tuvo los requisitos de publicidad requeridos. “En los registros contables si informaba el monto real de la deuda pero se pactó por otro monto con Comercial del Sur, incluso como el Ente estaba comprometido financieramente, había servicios que no se facturaban para no tener que pagar el IVA”. La mujer dijo además que en varias reuniones de directorio en las que había participado se pedía más información del acuerdo con Sociedad del Sur por parte de varios directores. La votación terminó con votos negativos y con abstenciones, pero Voroiof terminó torciendo a favor del acuerdo.

La harina que se “perdió”

En otro tramo de a testimonial, la ex gerente del Puerto dijo que en septiembre de 2013 tomó conocimiento de una faltante de harina de soja de uno de los elevadores de granos. Se lo hizo saber por mail el auditor interno del Ente, Antonio Zapico, que le dijo a Lascurain que había hecho una auditoria y había detectado una faltante. “En ese momento nos comunicamos con la empresa Viser S.A y, ante el pedido de pagos por facturas adeudadas, nos dicen que no iban a pagar hasta que no se resolviera el tema de la faltante de harina de soja, sea devolviéndole el Ente o pagándolo en dinero. Le puse a consideración esta situación a Fernando Molinari, que me dijo ‘ es así y los estamos evaluando’,. Un tiempo después nos llega una factura de la empresa Viser en concepto del pago de harina de soja por $ 1.380.000. Pregunté qué hacíamos porque el Ente no está autorizado a comprar o vender mercadería, no está inscripto como tal. Me decían ‘ya te vamos a informar’. A pesar de ello, Viser ya estaba descontando de los pagos el importe de la factura, lo cual creaba en los registros del Ente un desfasaje”.

Viser termino saliéndose con las suyas En febrero de 2014 celebró un contrato con el Ente en el cual pasaba de pagar 9.25 dólares la tonelada de alimento balanceado a abonar 3,25 dólares. Fue una compensación por el faltante. La auditoria interna arrojó como resultado que faltaron del elevador más de mil toneladas de harina de soja que Lascuarain pidió que se investigue para dar con los responsables y adoptar medidas. Todas esas faltantes de las informó a Vorobiof y al gerente Fernando Molinari.

Autor: Héctor Galiano

 

Etiquetas

Add To TwiiterRetweet This Post item information on FacebookShare This Stumble ThisStumbleUpon This Digg ThisDigg This Add To Del.icio.usBookmark This

About The Author

Deja un comentario