Home » Justicia » Solos en la noche: la visita del Corsa a la casa del “Tuerto”

Solos en la noche: la visita del Corsa a la casa del “Tuerto”

Dos policías que revistaban en la Sección Inteligencia de Drogas Peligrosas en el año 2012 visitaron a un investigado por tráfico, al que subieron a su auto. N0 sabían que otros dos agentes, pero de Asuntos Internos los vigilaban y vieron a maniobra.

En la cuarta jornada de audiencias del juicio que se sigue al ex Jefe de la Policía santafesina (y antes Director de Drogas Peligrosas) Hugo Tognoli, a otros dos policías y otros tantos civiles acusados de narcos, surgió uno de los datos más relevantes. Se trata del seguimiento que hicieron dos efectivos de la Dirección de Asuntos Internos de la policía a un auto oficial de la Dirección de Drogas el 3 de marzo del año 2012 en horas de la noche. El día anterior, los pesquisas encargados de investigar a sus colegas habían llegado al Boulevard Los Jazmines con la esquina Encinas para dar con la casa de uno de los apuntados por un anónimo que había llegado a Asuntos Internos y que señalaba a la finca de ésa esquina como la casa del “Tuerto” Daniel Mendoza, uno de los que está sentado en el banquillo de los acusados.

Los efectivos Carlos Ibarra y Diego Campañoli de Asuntos Internos observaron el lugar desde lejos. El descampado conspiraba para una vigilancia exitosa. Pero el sábado 3 de marzo de 2012 hubo un hecho relevante: un festiva folklórico frente a a casa de Mendoza permitió ubicar el auto de seguimiento frente a la finca apuntada. No pudieron grabar en video ni sacar fotos desde el vehículo aunque sí observar cómo el coche de la repartición de Drogas Peligrosas llegaba hasta el lugar. Los vidrios polarizados no permitían ver quiénes iban dentro de él, pero sí se observó una maniobra sórdida, sucia e impúdica: el investigado por presunto traficante subió al auto, dio un par de vueltas y regresó a su domicilio. El Corsa color champagne de la Dirección de Drogas se perdió en la noche, pero los agentes que seguían los pasos supieron enseguida que era de la repartición por el dominio.

En las audiencias se pudo probar que ése Corsa fue retirado esa misma noche del sábado 3 de marzo de 2012 por el comisario José Luis Baella, entonces a cargo de la Sección Inteligencia de Drogas, y por Marcelo Cocco, que reportaba al servicio de Baella (hoy en la Sección Inteligencia del Servicio de Informaciones de la Provincia). Los dos usaron exclusivamente el Corsa entre las 21 .30 hasta pasada a medianoche.

Los agentes de Asuntos Internos supieron entonces que el Corsa que estuvo en la casa de Mendoza es el mismo que utilizaban casi siempre Baella y el Sub Director de Drogas Emilio Mendoza.

Carlos Ibarra, hoy a cargo de la División Armas y Equipamiento de la Dirección de Asuntos Internos, relató que en otra ocasión siguieron a una camioneta 504 que estaba en la órbita de la Dirección de Drogas para Inteligencia fue observada en la ruta provincia 1 delante de un camión que era escoltado al mismo tiempo por el Corsa que siempre usaba Baella. Ibarra ilustró un seguimiento que se prolongó desde la ruta 1 a las altura de la casa de Mendoza, siguiendo por la ruta nacional 168, Avenida Alem, Avenida 27 de Febrero, Mar Argentino hasta a autopista rumbo a Rosario, en donde abandonó el seguimiento para “no hacer fracasar la actividad”. A la camioneta 504 que fue divisada por los investigadores la manejaba otro conocido por ellos: el oficial Walter Martínez, entonces -también- numerario de la Dirección de Drogas.

Autor: Héctor Martín Galiano

Foto: Captura de video seguimiento a Mendoza, incorporado en la causa.

Etiquetas

Add To TwiiterRetweet This Post item information on FacebookShare This Stumble ThisStumbleUpon This Digg ThisDigg This Add To Del.icio.usBookmark This

About The Author

5 Responses to "Solos en la noche: la visita del Corsa a la casa del “Tuerto”"

  1. Lo que le es difícil al fiscal y para algunos periodistas es ser objetivos. Porque no se dice nada de los msj de Castaño con Mendoza y de las contradicciones de Castaño. Porque se negó el cruzamiento telefónico entre Mendoza y Castaño

  2. Yo te considero un periodista serio y objetivo pero en esta no comparto. Por lo que leí en la causa esta mas cerca Castaño de una causa por falso testimonio que Tognoli de un encubrimiento si este tribunal es objetivo.
    Dicen que nadie es mas sabio que el tiempo por, por eso a lo sumo habrá que esperar que la korporacion korrupta k se termine nose en cuanto puede ser en un mes un año cinco años y no estén mas los jueces camaristas fiscales,etc que responden a ellos , que no son todos pero los hay. Y cuando salgan todas las chanchadas que hicieron varios le van a tener que pedir disculpas a Tognoli y dudo mucho que lo hagan.

  3. Si lees la causa vas a ver que no hay ni medio indicio y mucho olor a politica

  4. Creo que se esta mezclando todo para inculpar a Tognoli. Tranquila mente puede ser narco Mendoza Baella encubrirlo y Tognoli ser ajeno ya que era jefe de Policia de Provincia droga tenia un director. No seria mas logico que Baella se comunique con el director. Y con un ok que mando en medio de una pueblada y con pruebas tergiversadas, un fiscal no va a saber que alguien solo es infractor a una ley cuando solo detiene y no solo cuando es investigado y que las investigaciones tienen secreto de sumario. De las contradicciones de asuntos internos no dicen nada y los msj de Mendoza a Castaño y todas las mentiras y contradicciones de la sra son invisible. Parece que pagina 12 es contagioso

    • Estimado Federico: Tu mensaje se publica tal cual lo enviaste porque es crítico pero respetuoso. Respecto al “imputado”, si lo es cuando es investigado o cuando es detenido hay mucha discusión, sobre todo si puede estar imputado, a pesar de no haber sido indagado. Coincido que es dificil la tarea de a Fiscalia de encontrar elementos para asociar a Tognoli con el encubrimiento o las coacciones. La Camara de Casación que, por una suma de indicios, Tognoli no podia desconcerlo. Respecto a lo que mencionas de P/12 corre por tu cuenta. He tenido criterios opuestos 100% a su linea editorial y otros momentos de coincidencias. Saludos. Héctor Galiano. Titular de ZCOL

Deja un comentario