Home » Justicia » Teléfono para Gutiérrez

Teléfono para Gutiérrez

rafael_gutierrezLegisladores del FpV quieren que se suspenda “la designación y el juramento” en un cargo judicial del subsecretario Diego Poretti, imputado en una causa federal junto Hugo Tognoli.

Legisladores del Frente para la Victoria le pidieron al presidente de la Corte Suprema, Rafael Gutiérrez, que suspenda “la designación y el juramento” del subsecretario del Ministerio de Seguridad, Diego Poretti, en su pase de la Casa Gris a un cargo en la justicia que ganó por concurso el año pasado: subsecretario de Persecución Penal de la Fiscalía Regional de Santa Fe. Poretti está imputado, junto con el ex jefe de Policía de la provincia, Hugo Tognoli, y el juez Jorge Pegassano (Instrucción 1) por los supuestos delitos de “allanamiento ilegal” e “incumplimiento de deberes”. “Queremos evitar que se cometa una atrocidad y que un funcionario que está sospechado en una causa judicial asuma ahora en el nuevo sistema penal de Santa Fe como funcionario del Ministerio Público de la Acusación”, dice la nota a Gutiérrez, que firma el diputado Leandro Busatto, presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara.

Busatto y su colega y presidente de la comisión de Seguridad, Héctor Acuña, ya le habían pedido al futuro jefe de Poretti, el fiscal general de la provincia Julio De Olazábal, que suspenda el nombramiento. Pero De Olazábal dijo por la emisora LT 10 que él “no podía frenar ese concurso porque está en marcha” y que ya había propuesto a Poretti “para el cargo”. “Esa diligencia se encuentra ahora en la Corte Suprema de Justicia”, que le tiene que tomar el juramento, explicó.

Ante esta situación, Busatto presentó otros dos escritos: uno ante el propio Gutiérrez y otro ante el procurador general de la Corte, Jorge Barraguirre. “La necesidad de fortalecer las instituciones no podrá lograrse si las personas que conforman los organismos públicos se encuentran sospechadas y/o imputadas por mal ejercicio de sus funciones”, planteó el legislador.

La causa contra Poretti, Tognoli y el juez Pegassano se abrió el 20 de febrero por una denuncia de los fiscales Walter Rodriguez y Félix Crous (titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad) para que se los investigue por un supuesto “allanamiento ilegal” e “incumplimiento deberes”. Se trata de un operativo antidrogas en una vivienda de Colastiné Norte que Poretti y Tognoli encabezaron el 27 de junio de 2012, pero que el juez federal Francisco Miño declaró nulo el 19 de setiembre de 2013 por “violación de garantías constitucionales” y dictó el sobreseimiento de los dos imputados, que estuvieron presos más de 24 horas. La secretaria del Juzgado de Pegassano, Ana Laura Gioria admitió en la causa que actuaron sin orden judicial fundada ni expediente y que ella y el juez llegaron a la casa más tarde, cuando “ya se había iniciado” todo.

“El señor Poretti es investigado por que no actuó acorde a derecho, al encabezar (con Tognoli) un procedimiento considerado nulo por el juez Miño por violación de garantías constitucionales”, recordó Busatto en las notas que envió a Gutiérrez y Barraguirre. “No se puede soslayar que el señor Poretti, como subsecretario del Ministerio de Seguridad, era quién debería haber garantizado la legalidad” del operativo que comandó Tognoli.

Fuente: Rosario 12

Etiquetas

Add To TwiiterRetweet This Post item information on FacebookShare This Stumble ThisStumbleUpon This Digg ThisDigg This Add To Del.icio.usBookmark This

About The Author

Deja un comentario