Home » Justicia » El juez Vienna rechazó recusación de los abogados de Los Monos

El juez Vienna rechazó recusación de los abogados de Los Monos

El magistrado había sido cuestionado por falta de imparcialidad. Su continuidad en la causa la decidirá la Cámara de Apelación

 

El juez de Instrucción Juan Carlos Vienna rechazó la recusación que habían presentado los defensores de acusados en la causa de Los Monos, quienes pidieron que diera un paso al costado en la pesquisa con el argumento de que no existiría garantía de su imparcialidad. El magistrado se pronunció tres días después de recibir en su despacho ese planteo y resolvió no hacerle lugar, aunque los fundamentos de su decisión no fueron dados a conocer a la prensa. Tras asentar su negativa a apartarse de la causa, el juez elevó su escrito en forma automática a la Cámara de Apelación en lo Penal para que dirima el conflicto, tal como lo disponen normas procesales para estos casos.

La recusación había sido presentada luego de que se divulgaran públicamente registros de Migraciones en los que figura que el juez realizó dos viajes a Estados Unidos con la misma fecha y destino que el padre de Martín “Fantasma” Paz, cuyo homicidio mafioso dio origen a la investigación. Los abogados Carlos Varela y Adrián Martínez presentaron una recusación del juez en representación de su cliente Ariel Máximo “Guille” Cantero, procesado como uno de los líderes de la llamada banda de Los Monos en la causa en la que Vienna envió a juicio a 36 personas por el delito de asociación ilícita.

Por su parte el abogado Paul Krupnic, defensor del policía procesado Sergio Blanche, presentó otro escrito con el mismo objetivo: el apartamiento de Vienna de la megacausa. Las defensas argumentan que la sospecha de una relación entre el juez y el padre de Paz no les brindaría a sus defendidos la garantía de imparcialidad que se requiere para comandar una investigación.

Las presentaciones se produjeron días después de la aparición televisiva del supuesto cabecilla prófugo Ramón Ezequiel Machuca, conocido como Monchi Cantero. Y un día antes del relevo de sus funciones de siete policías de la División Judiciales de la Unidad Regional II, denunciados por Cantero en la entrevista en televisión.

El planteo de las defensas quedó a consideración del propio magistrado. Entonces el juez ya había realizado un descargo público en el que reconoció los viajes al exterior, pero negó tajantemente haberse cruzado con Paz padre en esas dos ocasiones (mayo y diciembre del año pasado). Lo mismo reiteró en un escrito que presentó ante la Corte Suprema provincial, que analizó la situación el miércoles pasado.

El máximo tribunal no se pronunció sobre el contenido de ese escrito ni consideró pertinente adoptar alguna decisión. La principal razón aludida es que no existe en contra de Vienna ninguna denuncia que le atribuya inconducta, ni elementos que contradigan lo que el juez dijo en su descargo. Los jueces de la Corte señalaron, además, que el procurador no efectuó reproches contra él. “No hay elemento siquiera que indique que viajaban en el mismo avión”, sostuvieron los integrantes de la Corte.

Sin opinión. Finalmente, sobre el cierre del horario de Tribunales el juez se expidió ayer sobre la recusación: rechazó los dos planteos y los elevó de inmediato a la Cámara Penal para que ratifique su postura o bien fije otro criterio. La intervención automática del tribunal de segunda instancia está dispuesta por el nuevo código de procedimientos penales. Los fundamentos de la decisión de Vienna no fueron dados a conocer oficialmente a la prensa.

“Esta defensa se mantiene en su postura de no hacer comentarios hasta que el tribunal de alzada resuelva”, dijo a este diario Carlos Varela, quien no se había notificado aún de la medida.

El debate sobre el apartamiento se produjo cuando el juez ya se pronunció sobre la situación de los acusados en el voluminoso expediente que va camino al juicio. El juez dictó la resolución el 19 de febrero pasado.

En tanto, esta semana el juez de Cámara Rubén Darío Jukic rechazó las apelaciones presentadas por la mayoría de los implicados al entender que la medida no les causa un “gravamen irreparable” porque puede revertirse. Sólo aceptó revisar la prisión preventiva dictada a las 18 personas que están detenidas y a uno de los acusados con pedido de captura, lo que se hará en los próximos días.

Etiquetas

Add To TwiiterRetweet This Post item information on FacebookShare This Stumble ThisStumbleUpon This Digg ThisDigg This Add To Del.icio.usBookmark This

About The Author

Deja un comentario