Home » Locales » “El escenario económico es más grave que cuando asumió Macri”

“El escenario económico es más grave que cuando asumió Macri”

Miguel Lifschitz trazó un cuadro preocupante y crítico sobre la marcha del país. Confirmó encuentros con Lavagna, Redrado y Lousteau.

Lifschitz asegura que el país, fundamentalmente el estado de la economía, está peor que cuando Mauricio Macri asumió la Presidencial. ¿Con Cristina estábamos mejor? Lifschitz nunca dirá tal cosa. Al menos por ahora. Cuida los adjetivos, pero rodea la escena. “El escenario económico es más grave que el que tenía el país al inicio de la gestión de Macri. Las perspectivas son complejas en lo económico y social”, suelta.

Adelanta que entre martes y miércoles estará publicado el cronograma electoral, que tendrá cierre de listas bajo el abrasador calor de fines de febrero, primarias en abril y generales en junio. Lifschitz se reunió con varios dirigentes nacionales, tales los casos de Roberto Lavagna, Martín Redrado, Martín Lousteau. Y con alguna referencia más, de fuste, que prefiere no revelar. Admite que será muy difícil que haya una interna a gobernador en el Frente Progresista, reivindica los antecedentes de Antonio Bonfatti y no descarta, para sí, una candidatura presidencial. Pero tampoco le cierra la puerta, ni mucho menos, a una postulación a diputado provincial.

—¿El nuevo índice de pobreza es el que demuestra de manera empírica el fracaso de la política económica del gobierno, al margen de las interpretaciones?

—Hay una realidad que es indiscutible, que son los números objetivos, los indicadores. Hay crecimiento de la pobreza, crecimiento exponencial de la inflación —llegando a una cifra próxima al 50 por ciento—, una caída enorme del PBI, tasas que hacen inviable el financiamiento productivo y una deuda pública que se triplicó desde el 2015. El escenario económico es más grave que el que tenía el país al inicio de la gestión de Macri. Las perspectivas son complejas en lo económico y social. No es una crisis momentánea ni rápida. Esta es una crisis en L, caída y amesetamiento en recesión. Tiene consecuencias en toda la trama de la sociedad.

—¿No es exclusivo de los sectores más bajos?

—No, no es exclusivo de los que están por debajo del límite de la pobreza, que es casi el 33 por ciento de la sociedad, esto involucra a sectores trabajadores medios, bajos, a la clase media. Estos son los sectores que no viven de la ayuda del Estado y no están acostumbrados a pedir ayuda cuando tienen dificultades. Esos sectores están atravesando serias dificultades por el poder adquisitivo de los salarios y las jubilaciones. Eso determina achicamiento de los niveles de consumo, restricción de las pautas de vida, modificación de los hábitos culturales. Las consecuencias no son fáciles de prever, pero producen daños muy profundos.

—Con esos números, claramente, Macri estaría dejando un país peor al que encontró.

 

—No resolvió ninguno de los problemas estructurales. No resolvió la inflación, la pobreza, el déficit, la recesión. Y, al contrario, agravó muchos de esos problemas. El que asuma en 2019, recibirá un país mucho más complicado que el que recibió Macri. Y si fuera el propio Macri, al otro día de asumir su segundo mandato tendría que cumplir con sus obligaciones. El, si es reelecto, no tendría tiempo de espera de parte de la población. Y en el escenario de polarización que se plantea, cualquiera que gane lo hará por un margen muy ajustado, muy ajustado. Y tendrá serios problemas de gobernabilidad para transitar los próximos cuatro años.

 

—En el gobierno dicen que usted hace un diagnóstico errado, porque no habrá “tercería”, que todo se definirá entre el macrismo y el kirchnerismo.

 

—Si fuera así, el futuro de la Argentina sería dramático. Estamos caminando por un desfiladero, y vamos derecho al precipicio. La crisis puede ser más profunda, no tocamos piso. Es indispensable que Argentina encuentre una salida, y necesariamente eso por afuera de los dos extremos de la polarización. Hay que construir un espacio alternativo, de concertación nacional, que debe integrar a dirigentes de diversos sectores. Al mismo tiempo debe ser claro, definido, argumental, consensual. No alrededor de una candidatura, sino de un proyecto común. Eso no se puede hacer de cualquier manera. Hay que encontrar la salida del laberinto.

 

—¿A esto lo habló con Lavagna?

 

—Lo hablé con Lavagna y con otros dirigentes. Estuve con Lavagna en la ciudad de Buenos Aires, lo hablo con muchos gobernadores del peronismo, con Lousteau, Redrado. Lo hablo con dirigentes del radicalismo, con Stolbizer, con Alfonsín. Hay mucha gente preocupada y valiosa para pensar el futuro de la Argentina. Ese es el camino posible. No sirve una construcción testimonial, como muchas veces creemos los partidos de izquierda, que nos dejan tranquilos con la conciencia, pero después no tienen chances de romper la polarización. Este país necesita salir de la grieta.

 

—¿Está definido el cronograma electoral?

 

—Como fecha límite será mediados de junio la elección general, para no interferir con la nacional. La inscripción de listas será la última semana de febrero, las primarias los últimos días de abril y las generales a mediados de junio.

 

—¿Para tener chances nacionales necesita una victoria del Frente Progresista en Santa Fe? ¿Se lo verá con Bonfatti participando de la campaña? ¿Será candidato a diputado provincial?

 

—Mi rol, que es el que me dieron los santafesinos, es gobernar la provincia hasta el último día. Por otro lado, el éxito de la fórmula del Frente Progresista depende del éxito de la gestión. No vamos a aflojar un minuto. Voy a colaborar activamente en la campaña, no sólo en la provincial, sino también en las municipales más importantes. En Rosario, ciudad de Santa Fe, Villa gobernador Gálvez, Rafaela, Venado tuert, lugares donde tenemos muy buenas expectativas de triunfo.

 

—¿Va a estar en la boleta?

 

—No lo tengo definido. Está el antecedente de Bonfatti. Si hubiera un motivo que justificara mi presencia, lo podría hacer tranquilamente. No es que no lo tenga adentro del menú de opciones.

 

—¿Se ve como candidato a vicepresidente de algún peronista o tiene ganas de ir por el premio mayor?

 

—No sé quién se va a animar a agarrar este país en 2019… No quiero hablar de candidaturas nacionales, porque cada vez que se posiciona un nombre, se achica la posibilidad de generar acuerdos. Hay que sentar a muchos actores que están en distintos lugares. En eso estoy trabajando. Si ayudo a la construcción de una tercera alternativa, ser candidato (en una fórmula a presidente) me entusiasmaría. No lo descarto. Sí, admito, que tengo vocación para ser protagonista de un proyecto nacional. Desde el peronismo y Cambiemos se habla con expectativa de la posibilidad de alcanzar una alianza con el socialismo santafesino, porque somos una referencia ineludible. Estoy al frente de un gobierno provincial exitoso.

 

—¿Se cayó la posibilidad de una competencia interna en la candidatura a gobernador del Frente Progresista?

 

—Estamos todos los frentes con coyunturas más o menos parecidas. No se sabe si habrá internas en el peronismo, en Cambiemos. Hoy, el candidato más posicionado en el Frente es Bonfatti. Cualquiera que quisiera competir con él tiene que tener fuste político, para hacer una interna competitiva. Hoy no aparece posible, no aparecieron candidatos ni espacios políticos adentro del Frente que estén dispuestos a hacer ese desafío. Es probable que la de Bonfatti sea la única candidatura a gobernador del Frente Progresista. Es algo que estamos evaluando, y que se decidirá antes del cierre de listas del Frente.

 

—¿Irizar es la candidata a intendenta del gobernador?

 

—No creo que el gobernador tenga que tener candidatos oficiales en Rosario. Verónica es una gran candidata, tengo un particular aprecio por ella. Trabajamos juntos desde que ella tenía 22 años e ingresó como pasante a la Secretaría de Hacienda de la Municipalidad. Es una excelente candidata, es continuidad y cambio, es renovación. Tiene audacia y conocimiento de la ciudad. Pero las tres propuestas son buenas. Javkin es un buen candidato, y Cappiello también. Es probable que se unifiquen algunas de esas tres candidaturas. No sería del todo bueno que subsistan las tres. Pero hay fortaleza para seguir gobernando la ciudad.

 

—¿Es optimista o pesimista sobre el futuro del país?

 

—Soy optimista en Rosario, porque es mi ciudad. Y soy optimista en la provincia, porque llegamos a este proceso electoral mucho mejor que en 2015, cuando yo fui candidato. Hoy, claramente, el Frente Progresista lidera las encuestas de opinión respecto al próximo gobierno, y eso es muy importante. No ocurría así en 2015, cuando hubo que remontarla desde abajo. Nunca antes tuvimos tantas chances de ganar en las principales ciudades de la provincia.

 

—El tema a resolver sigue siendo la inseguridad. A la calma chicha le aparecen episodios como los de las balaceras a Tribunales y al Centro Judicial.

 

—Sí, es el más complejo de todos. Depende muchas variables, a diferencia de otras cuestiones o temas en los cuales la iniciativa pública es determinante en los resultados. Si tengo las rutas deterioradas, y tengo recursos, resuelvo el problema. Pero la seguridad depende de la situación económica, del narcotráfico, de la cuestión nacional, de a policía, la Justicia. A muchos de ellos no los puedo manejar desde la provincia. Sin embargo, hay avances muy concretos. Todos los indicadores son positivos, salvo uno, el de los homicidios, que nos cuesta poner en baja. Lo habíamos logrado en 2016 y 2017 y hemos tenido un rebrote, en coincidencia con el juicio a Los Monos. Estoy confiado en que el año próximo será positivo en materia de seguridad.

 

—Perotti arrancó la “precampaña” con un discurso muy duro. Massa, quiere un frente nacional con usted y el rafaelino.

 

—A Perotti le convendría hablar sobre el futuro, porque si hablásemos sobre el pasado encontraríamos muchos puntos débiles en su carrera política. Si miramos lo nacional, y hacemos abstracción, estamos en otro escenario. Se necesitará un gobierno de concertación nacional.

Etiquetas

Add To TwiiterRetweet This Post item information on FacebookShare This Stumble ThisStumbleUpon This Digg ThisDigg This Add To Del.icio.usBookmark This

About The Author

Deja un comentario