Home » Locales » Apunten contra Jatón: cómo quisieron ensuciarlo en plena campaña electoral

Apunten contra Jatón: cómo quisieron ensuciarlo en plena campaña electoral

La justicia federal santafesina desestimó una denuncia anónima que ingresó por la Jefatura de Gabinete, pasó por la Protex y terminó en la Fiscalía Federal Nº 2, que ordenó su archivo. En el escrito se acusaba a Jatón de conductas aberrantes y protección a proxenetas. Indicios fuertes de campaña sucia, utilizando la ley.

El Fiscal Federal Walter Rodríguez firmó el pasado 5 de agosto un dictamen en el que recomienda el archivo de una denuncia anónima que ingresó vía mail el pasado 16 de abril en el espacio web del Comité Ejecutivo para la Lucha contra La Trata de la Jefatura de Ministros de la Nación. En el mail se describían una serie de maniobras desplegadas por Roberto Toledo, un puntero político ligado al socialismo local en  la zona norte de la ciudad de Santa Fe, y que en ese contexto estaba en el ojo de la tormenta por la brutal agresión que había sufrido un comerciante de la zona en su cabeza y de la que Toledo y su hijo eran responsables.

La denuncia tiene toda la apariencia de un escrito realizado por una persona conocedora de la ley de Trata de Personas vigente en nuestro país, con agregados sugestivos que indican “información relevada de calle” o seguimientos a domicilios particulares, lo que la coloca a la borde de una infracción a la ley de Inteligencia local, ya que esas medidas son de exclusiva competencia de la justicia.

El mail, que luego fue remitido a la Procuración de Lucha contra la Trata (Protex), basa su denuncia en el rol de Toledo, al que acusaba de integrar una red de proxenetismo y ocasional venta de drogas, basados en comentarios de personas no individualizadas, ni siquiera por apodos u otras referencias. El libelo resalta que Toledo era un “puntero de Jatón”, que el 30 de marzo pasado a las 1.20 de la madrugada formó parte de un grupo de personas que ingresó a la Parrillada de Horacio Borda, a quien lastimaron mortalmente con un fierrazo en la cabeza. Situación que traería como consecuencia el deceso del comerciante luego de una agonía extensa en el Hospital Cullen. La denuncia anónima hacía referencia a la protección de Jatón (por entonces candidato a intendente de Santa Fe por el Frente Progresista Cívico y Social) sobre Toledo. El Fiscal señala que esa situación no fue real, puesto que, si bien Toledo está imputado, el autor material del hecho es su hijo, que estaba ya privado de la libertad, aclarando que su padre siempre estuvo ajustado a derecho, por lo tanto pierde sustento el apartado del escrito que refiere a la “Connivencia Politica”.

Así, fue desglosando uno a uno los puntos el Fiscal Rodríguez, advirtiendo inconsistencias y pocas referencias concretas, como en la oportunidad en la que se lo señala a Toledo como un proxeneta local que explotaba “chicas y travestis” en fiestas privadas celebradas en el centro de la ciudad. “Por eso, partiendo de un cuadro de incertidumbre, donde cada episodio parece celebrado bajo el manto del anonimato, valoro en especial el criterio de oportunidad seleccionado a la hora de establecer la fecha de ocurrencia de determinados actos y la engañosa pretensión de presentarlos aglutinados en el tiempo para forzar su asociación con la actualidad de una campaña electoral que tenía como objeto la celebración de las elecciones”, en donde Emilio Jatón y Julio Garibaldi (el otro dirigente sindicado por la denunciante como encubridor de Toledo) se disputaban cargos relevantes en la esfera local.

La supuesta denunciante tuvo contactos telefónicos con la Protex y con la Fiscalía local pero, y a pesar de sus conocimientos jurídicos desplegados en la denuncia, no quiso declarar o profundizar sus acusaciones, aun con la promesa de sostener el anonimato.

Si bien el fiscal aclara que no puede asociar el hecho con la autoría de la denuncia, hay un dato aportado en el escrito bastante  perturbador: en una de las capturas de pantalla de la red Whast App del 4 de abril pasado, es decir, algunos días antes del anoticiamiento redactado el 11, aparece una persona que tiene rasgos fisonómicos que podrían corresponderse con la actual Secretaria de Desarrollo Social del Municipio Santafesino, la abogada Cecilia Battistutti.

captura editada batistuti

LA DOCTORA BATTISTUTTI, FUNCIONARIA DEL AREA SOCIAL DEL MUNICIPIO, APARECE EN UNA CAPTURA DE PANTALLA DE LA DENUNICA

Rodríguez detectó que en el perfil de Facebook de Battistutti había valoraciones sobre el hecho de la golpiza en la Parrillada que eran similares a los que figuraban en la denuncia (como por ejemplo la errática calidad de prófugo de Toledo), señalando además que no debe soslayarse que la funcionaria se encontraba en campaña a favor del candidato Albord Cantard, oponente a Jatón. Battistutti es además una de las personas de confianza del intendente José Corral, que mantuvo frecuentes encuentros con el Jefe de Gabinete Marcos Peña en toda la campaña local.

La denuncia trucha presentada ante la estructura de Marcos Peña carece de toda seriedad desde varios puntos de vistas. Por ejemplo, las fotos donde se lo ve a Toledo junto a dos travestis en una fiesta privada (despedidas de soltera, por ejemplo) datan de 2016 y se promocionaban esos shows desde el 2014, por lo que se forzó temporalmente una actividad supuestamente desplegada por Toledo en un contexto electoral en donde la candidatura del ex periodista de Canal 13 era una de las más fuertes del Frente Progresista, al punto que arrasó en las primarias y en las generales.

toledo editada con travestis

TOLEDO: EL CENTRO DE TODO. SU HIJO ESTÁ PRESO POR LA MUERTE DEL PARRILLERO BORDA. ÉL HACE 20 AÑOS QUE MILITA EN EL SOCIALISMO LOCAL. 

Otra de las falsedades incorporadas en la denuncia daba cuenta de la vida privada del candidato –entonces- a intendente. Nada de lo señalado como posibles conductas atribuidas a Jatón pudieron ser relevadas, por “inverosímiles” y por abusar de la condición de anonimato de todas aquellas personas que, supuestamente, podían corroborar esos dichos. Es decir, pura campaña sucia.

El dictamen del Fiscal debe ser refrendado por el magistrado competente, pero su contundente desestimación abonó una hipótesis sobre el uso de la ley para hacer campaña sucia. Es, lo que en términos internacionales se denomina “Lawfare”. En ese camino, se usa la ley como propaganda, para afectar social o financieramente al enemigo en un contexto de campaña.

La denuncia que llegó a la órbita de Marcos Peña primero, luego a la oficina de María Alejandra Mángano (de Protex) y finalmente a Santa Fe, a la Fiscalia Federal Nº 2, terminará en el archivo, en la nada. Aunque las huellas detectadas han sido más que evidentes. Aunque ellas escapen del alcance del largo brazo judicial.

Autor: H.M.G

Etiquetas

Add To TwiiterRetweet This Post item information on FacebookShare This Stumble ThisStumbleUpon This Digg ThisDigg This Add To Del.icio.usBookmark This

About The Author

Deja un comentario